Cuando las personas se convierten en adultos mayores no significa que las actividades físicas y recreativas hayan terminado, por el contrario, tienen (ahora sí) mucho tiempo para realizar distintos deportes, juegos y ejercicios que les permiten fortalecer su memoria, autoestima, motricidad, ...